Consejo

Cómo plantar, cultivar y cuidar lavanda en casa

Cómo plantar, cultivar y cuidar lavanda en casa



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

La flor de lavanda encarna la pureza del aire de la montaña, la plenitud de los aromas y la belleza del clima del sur. Los arbustos de lavanda son fáciles de cultivar en casa, siguiendo una serie de reglas: elija el tipo adecuado de suelo, recipiente, régimen de riego, mantenga la temperatura. Las inflorescencias en forma de espigas, formadas por verticilos de flores de color violeta, azul, blanco o rojo, añaden color al interior de la cocina o balcón. Analicemos las reglas para cultivar lavanda en una habitación.

¿Se puede cultivar lavanda en casa?

De acuerdo con sus características biológicas, la lavanda es un arbusto perenne de hoja perenne termófila, por lo tanto, en casa, las plantas de lavanda se sienten bien, siempre que se creen para ellas una iluminación, humedad y temperatura óptimas.

En la familia, la lavanda puede usarse y ser útil como cultivo de aceite esencial con un aroma agradable y como planta medicinal. Los ramos se colocan en una cama con un recién nacido para un sueño reparador; es útil para los ancianos beber té de hierbas para normalizar la frecuencia cardíaca y el buen suministro de sangre al cerebro. Los baños de lavanda tienen un efecto calmante y rejuvenecedor.

Variedades adecuadas

El género botánico Lavanda incluye alrededor de 50 especies. Los más habituales y aptos para cultivar en un apartamento son:

  • hojas estrechas, con hojas pubescentes alargadas y espiguillas de inflorescencias de azul pálido a púrpura;
  • serrado, con hojas carnosas dentadas, como suculentas;
  • lanudo: las hojas son blanquecinas, cubiertas de pubescencia tomentosa, las inflorescencias son altas;
  • de hoja ancha: el más rico en aceites aromáticos;
  • multi-corte - inflorescencias triples, hojas - como helechos;
  • peciolado: pedúnculos altos con flores de color púrpura, toda la planta es fragante;
  • stekhad: flores de color púrpura rosado en inflorescencias redondeadas.

Todas estas especies pertenecen a la familia de las Lamiaceae, que están muy extendidas en zonas de clima templado y marítimo.

Variedades de lavanda de hojas estrechas

Los productores de semillas ofrecen a la venta las variedades de lavanda doméstica Izida, Sineva, Stepnaya y Yuzhanka con períodos de floración desde mediados de junio hasta principios de agosto. Sin embargo, en casa, las plantas pueden florecer antes y, con un buen cuidado, pueden dar brotes de floración durante todo el año.

Es importante recordar: en otoño e invierno en casa, la floración no será abundante, como ocurre con la llegada de la primavera y el verano.

Los híbridos ingleses y holandeses son de particular interés. El costo de las semillas híbridas es mayor, pero la variedad de colores y aromas es más amplia: Mansted (violeta), Headcoat blue (azul-azul), Alba (blanco nieve), Rosea (rosa), Grosso, Elizabeth, Havana (violeta). ).

Variedades de lavanda lanuda

Las hojas densamente pubescentes permiten que las plantas evaporen menos humedad y toleren bien los períodos de sequía, al mismo tiempo, este tipo de lavanda no tolera el encharcamiento en absoluto, y si hay humedad estancada en el recipiente, las raíces pueden mojarse, lo que conducir a la muerte de la zarza. Las variedades más comunes son Richard Gray, Silver Frost, Sawyers.

Variedades de lavanda

Estas variedades son muy estéticas y contienen muchos aromas y aceites esenciales. En cultivo de habitación, las variedades Royal Crown, Blue Cushion (violeta pálido), Blue Ice (violeta claro), Christiana (azul violeta), Havenly Angel (blanco) son geniales.

Variedades de lavanda

Los pétalos superiores, como un mechón, sobre la cabeza de la flor dan la impresión de una planta exótica, muchas variedades de lavanda Stekhad son de dos colores: Fathead - una espiguilla azul oscuro con un mechón escarlata, Rocky Road - una espiguilla púrpura con una rosa mechón, Tiara - un cono azul con un mechón blanco, Kew Red - una espiguilla roja brillante con un mechón blanco, Lilac Wings es una espiguilla púrpura con un mechón rosa. Las variedades monocromáticas no son menos hermosas: Helmsdale es rojo, Snowman es blanco.

Condiciones de crecimiento

En la naturaleza, los arbustos de lavanda silvestre se encuentran en las llanuras costeras arenosas del Mediterráneo, en las áridas regiones montañosas de África, Australia e India. La planta es muy aficionada al calor y no tolera la humedad estancada en el suelo. Consideremos de manera más similar qué condiciones deben crearse en el hogar para un cultivo exitoso de lavanda.

Maceta

El sistema de raíces de todas las variedades de lavanda es profundamente penetrante, fundamental. En la superficie, la raíz se ramifica, se espesa y con el tiempo se cubre con una costra densa. Por lo tanto, para la lavanda, debe tomar una maceta profunda, la profundidad mínima del recipiente debe ser de 12 a 14 centímetros. Es necesario seleccionar contenedores sobre la base de que la flor permanecerá en el contenedor durante al menos 3-4 años. En forma, pueden ser macetas redondas, cuadradas o rectangulares.

Los arbustos de lavanda que crecen verticalmente, plantados a una distancia entre sí en contenedores alargados ovalados o rectangulares, se ven espectaculares. Los arbustos con brotes caídos son más efectivos en macetas redondeadas o cuadradas. El esquema de color del contenedor también es importante: es necesario tener en cuenta el color de la flor y los detalles del interior, creando armonía. Es aconsejable no abarrotar la habitación con lavanda con otras flores, de lo contrario la planta no se verá bien.

Requisitos de ubicación e iluminación

Para cultivar lavanda en casa en macetas, debe elegir ventanas al sur o suroeste, donde hace calor y mucha luz durante el día. En invierno, es aconsejable aislar el alféizar de la ventana; en días nublados, ilumine adicionalmente el cultivo con la ayuda de un phytolamp. La lavanda debe exponerse a la luz durante al menos 6-7 horas al día en invierno y al menos 12 horas en verano. La habitación debe ventilarse con más frecuencia, pero sin crear corrientes de aire.

En el verano, las macetas se transfieren a un balcón o logia, tratando de evitar que la luz solar directa caiga sobre la delicada planta, de lo contrario, puede quemarse. Es preferible encontrar un lugar luminoso para el contenedor en la parte trasera del balcón.

Selección de suelo

La lavanda crece en suelos alcalinos con predominio de arena, por lo que se debe agregar arena gruesa de río a la mezcla de suelo.

¡Importante! Al elegir una mezcla de suelo, preste atención al pH del suelo, debe estar por encima de la marca de 7.0.

Si el sustrato se mezcla de forma independiente, debe tomar tierra de jardín, arena y turba en una proporción de 2: 2: 1. No se puede tomar mucha turba, ya que tiene una reacción ácida en el medio ambiente. A la venta hay un suelo para cactus con un pH de 7.5-8.0, que contiene tierra de césped, virutas de cerámica y vermicompost. Funciona muy bien con lavanda.

Reglas básicas para cultivar lavanda en la ventana.

Para crecer en una maceta, la lavanda se puede sembrar con semillas, esquejes de raíces tomados de conocidos o amigos, acodar o dividir el arbusto terminado.

Reglas de siembra de semillas

La siembra se realiza mejor a principios de la primavera, porque en este momento las plantas están más activas en crecimiento. La profundidad de siembra es de medio centímetro. Se extiende una película sobre el recipiente con las semillas sembradas para evitar la evaporación de la humedad y el secado de las semillas. Las plántulas aparecen dentro de los 10-20 días.

Inmediatamente después de la aparición de los brotes, se retira la película y se proporciona a las plantas acceso a la luz, ventilación y aflojamiento del suelo. Si las plántulas están demasiado compactadas, es aconsejable dividirlas en contenedores separados.

Esquejes de enraizamiento

Brota de 2 a 4 años con corteza bien arraigada en agua o sustrato arenoso. Para hacer esto, el tallo debe liberarse de las hojas inferiores y colocarse en un recipiente con agua limpia o el extremo inferior debe pulverizarse con Kornevin o KorneStim en polvo y luego plantarse en un sustrato, profundizando en 2-3 centímetros. Los esquejes se pueden almacenar en el refrigerador durante aproximadamente un mes.

Reproducción por capas

Si tiene un arbusto de lavanda en mente que le gustaría propagar, entonces una de las ramas viejas que se desvían hacia el suelo se puede rociar con sustrato y, después de 3-4 semanas, cortar con cuidado del arbusto madre, desenterrar y transferir a un nuevo recipiente.

Dividiendo el arbusto

La división del arbusto se puede realizar si la planta es adulta, y muchos brotes bien desarrollados están abandonando su raíz y la raíz misma ha crecido en una dirección horizontal. En este caso, el arbusto se corta cuidadosamente con una podadora a lo largo de la raíz y se planta en recipientes separados.

Mayor cuidado de la cultura

Cuando se cultiva en casa, la lavanda necesita riego, aderezo y poda poco frecuentes del arbusto. Además, es importante organizar la "estacionalidad": en invierno debe ser más fresco y seco, en verano debe ser más cálido y regar más. Echemos un vistazo más de cerca a cómo cuidar la lavanda en casa.

Regando

En verano, el riego no debe ser más de 2 veces por semana, de volumen moderado. Si el suelo contiene mucha arena, entonces el suelo en el contenedor se secará notablemente, pero esto no debería ser una razón para un riego frecuente y abundante.

En invierno, el riego debe realizarse una vez cada 10-14 días, en pequeñas porciones. El agua debe estar a temperatura ambiente, no se pueden regar las flores con agua sin sedimentar proveniente directamente de las tuberías de agua.

El mejor vestido

La lavanda responde a la fertilización con potasio. En verano, el suelo se puede fertilizar con 5-7 gramos de sal de potasio, disuelta en 0,5 litros de agua de riego. En la primavera, es bueno dar un aderezo con humato de potasio a razón de 5 mililitros por 0,5 litros de agua de riego.

¡Importante! Los fertilizantes nitrogenados, así como el estiércol y los excrementos de pollo, no deben administrarse debajo de la lavanda.

Enfermedades y plagas

Las plantas en contenedores pueden verse afectadas por el moho gris. Esta enfermedad fúngica se manifiesta como una flor de cañón blanco que aparece en los brotes. Con el tiempo, la placa se convierte en un moho gris azulado y las plantas mueren.

En la etapa inicial de la enfermedad, la planta se puede salvar rociando con Hom o sulfato de cobre. En las últimas etapas, las drogas tienen poco efecto.

De las plagas, las arañas rojas transportadas desde la calle por el viento o con los zapatos pueden atacar la lavanda. Si se ve una telaraña ligera en los brotes, esto es un signo de la aparición de garrapatas que no son visibles a simple vista. Los arbustos se salvarán con un tratamiento con Fitoverm.

Dificultades para crecer

Al cuidar la lavanda, lo más difícil es cumplir con los regímenes de riego. A la planta no le gustan los largos períodos de encharcamiento o la falta de humedad en el suelo.

Para evitar este problema, establezca como regla regar las flores cada dos días, y la cantidad de agua a regar varía según la temperatura ambiente. Si hace calor, dale más agua y viceversa.

Cosecha

Las espiguillas se cosechan en el momento de la revelación completa de cada flor, se atan en pequeños ramos y se secan colgando en el balcón. Almacene la hierba seca en bolsas de papel o de algodón durante no más de 1 año. Los ramos secos en jarrones se pueden usar en interiores como flores secas. La planta de lavanda, por su belleza y beneficios, merece ser plantada en un apartamento. Utilice nuestras recomendaciones para cultivarlo y cosechar una abundante cosecha de flores fragantes.


Ver el vídeo: APRENDA a cuidar da LAVANDA (Agosto 2022).